Productos

Vainas de rábano

RÁBANO COLA DE RATA
La temporada de la Vaina de Rábano es después de que las raíces han madurado y las flores han desaparecido, por lo general en verano. Si se recolectan tiernas serán crujientes, sabrosas y tendrán las mismas notas de pimienta del rábano pero con más y refinados matices. Son ideales para comer frescas como ingrediente de ensalada o simplemente salteadas. Estimulan la sensación de frescura en el paladar al tiempo que aumentan la percepción de amargor y acidez. Combinan bien con manzanas, anís, zanahorias, apio, canela, cilantro, hinojo, jengibre, albahaca, bálsamo de limón, lima, menta y perejil. Las vainas de rábano equilibran la grasa por lo que son ideales para maridar con tocino, mantequilla, queso, salmón, chiles y wasabi. Las vainas de rábano se pueden guardar secas o envueltas en plástico aunque lo mejor es usarlas en una semana.